Skip to content

¿Alguna vez sentiste que los avances tecnológicos superan tu capacidad de asimilarlos?

Finalmente lo hice! acá me encuentro escribiendo la primer entrada del blog que hace tiempo tenía ganas de comenzar. <!– aplausos –>

Los cambios en el mundo tecnológico que afectan nuestra vida cotidiana son cuantiosos y enormes. Nos cambian nuestro día a día, incluso, aunque no lo queramos.

Sabemos que la opción de bajarse de esta ola no nos conviene, por lo que elegimos – al menos yo elijo –  quedarnos arriba «surfeándola«, ya que de otra manera avistamos que lo único que nos espera es ahogarnos.

Internet nos arrojó un salvavidas. Nos permitió, y nos habilita continuamente a tomarnos un tiempo para volver a nuestro ritmo vertiginoso habitual. Este tiempo es el de informarnos. El de aprender. El de leer [blogs, ebooks], escuchar [podcasts], mirar [youtube, vimeo] o el de hacer todo esto junto en twitter o en un periódico online. Lo hacemos en el subte – metro -, en el parque, o incluso mientras nos cortan el pelo.
Y cómo si fuera poco, desde la comodidad de nuestra palma de la mano.
Un infinito mundo de información y conocimiento a sólo un click.

¿No es esto algo enorme? Lo es. Y lo es tanto que a veces nos da la sensación de que avanza encima de nosotros hasta que sentimos que nos supera. Nos deja atrás. Y de algún modo es así. Continuamente estamos «actualizando» nuestros smartphones, nuestras computadoras – ordenadores – y en ocasiones sumamos algo más que mejora y evoluciona nuestro ecosistema.
Ocurre cuando adquirimos un nuevo gadget, como un «smart watch» y que en un instante comienza a formar parte de nosotros mismos, pegándose a nuestra piel  de una manera que hasta ayer, era algo que nos parecía impensado.
<!– Mi apple watch me está diciendo: ¡Toca levantarse! Levántate y muévete un poco durante un minuto–>

Todos los días, con mi café de la mañana, antes de comenzar mis tareas, elijo «hacer una actualización de mi mismo». Informandome, probando equipos y gadgets, conociéndolos a fondo para actualizar mi sistema operativo mental con todo lo que implica vivir en este mundo tecnologizado, para entenderlo, analizarlo, y así aprovecharlo tomando de la tecnología aquello que tiene para aportar a mi confort, bienestar, salud y disfrute.  y te aseguro que no es poco.

A partir de hoy voy a compartir mis experiencias con vos! Espero te sirvan mis opiniones de productos y servicios «techie» y te aporten un punto de vista más para armar tu mundo tecnológico y elegir la manera de relacionarte él!

Hacé el primer comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *